Descripción:

  • Son larvas de diversas mariposas denominadas Noctuídos.
  • Las Larvas de los últimos estadios larvarios miden de 40 a 50 mm de largo con un grosor de unos 5 ó 8 mm, y se enrollan sobre ellas mismas al menor contacto.
  • Poseen colores variados según la especie, el color dominante es el gris pálido o el gris negruzco, una de las más peligrosa es la Agrostis ipsilon, de color grisáceo con manchas negras sobre cada segmento.

Daños:

  • Sobre plantas jóvenes (2-6 hojas) se ve un brusco marchitamiento de las hojas centrales seguido de la muerte del resto de la planta.
  • En el cuello de la planta afectada a veces de ve una coloración amarillenta, corta la plata al nivel de suelo, y dependiendo de la temperatura y de la luminosidad estará mas profunda o menos.
  • Una vez la planta es mordida la larva se desplaza en la misma línea para alimentarse de la siguiente.
  • Si el ataque es fuerte pude llegar a disminuir de una forma considerable el numero de plantas.

Descripción:

  • Es un díptero pequeño de 4 ó 6 mm que se siente atraída por superficies húmedas, con alto contenido en materia orgánica, (cultivos enterrados, aportaciones de estiércol, purines, etc) en suelos frescos y labrados.
  • El desarrollo de las larvas jóvenes después de la puesta de huevos en las cavidades del suelo, se ve favorecido por la presencia de materia orgánica de la que se alimenta, antes de atacar a los granos en germinación.
  • La larva es de color blanco, con puntos en su extremidad anterior, mide 5- 8 mm y tiene forma cónica.

Daños:

  • Cuando las condiciones de germinación son desfavorables, siembras precoces, condiciones climáticas defectuosas (frio, humedad…) y la falta de nascencia es evidente, desenterrando la semilla podemos ver.
  • Granos más o menos vacios y con galerías, estando en muchos casos muerto el embrión.
  • Germinaciones anormales incapaces de emitir plántulas pues las raíces o su coleóptilo estan afectados.
  • Plántulas jóvenes deformadas o con poco vigor, pues las raices iniciales están parcialmente destruidas, por lo que el desarrollo es lento y desigual.
  • Con un ataque importante la perdida de planta puede plantear la resiembra de la parcela.